El día domingo 16 de marzo, falleció en la clínica de Proinsalud, el joven Ernesto Obando Enríquez,  hijo de la compañera maestra Victoria Enríquez.

Ernesto cursó  Básica  Primaria en la Institución y  convivía  regularmente con todos,  desempeñando su labor de fotógrafo en los diversos actos que  desarrollaba  la Escuela Normal.

ERNESTO dejó grandes y bonitos  recuerdos,  no solo plasmados en sus fotografías, sino en sus acciones diarias del quehacer institucional.  Pocas personas han tenido o tienen el  sentido de pertenecía que poseía  Ernesto hacia  la Institución. Con el transcurrir de los años, se convirtió además de fotógrafo, en su defensor,  celador, portero y  estudiante de su Escuela Normal. De allí nace la simpatía y el afecto que le profesamos quienes trabajamos en la Institución.

Por ello,  a  Directivos, Docentes, Administrativos, Personal de apoyo, estudiantes, nos ha conmovido profundamente su temprana partida.

Hoy, desde lo alto, Ernesto seguirá vigilante sobre  nuestra Escuela Normal Superior de Pasto y su memoria, es la memoria de un normalista  ejemplar.

En nombre de la comunidad educativa, presentamos a su Señora Madre Victoria Enriquez, su Señor Padre y demás familiares nuestra sentida voz de condolencia.

Gracias al Maestro Carlos Mora García,  presentamos un registro fotográfico.