Profesora: Gloria Montúfar de Luna

La narración de un cuento, hace que los estudiantes  recreen la realidad, se introducen en el tiempo, donde el ayer y el hoy no existen para sumergirse en el mundo mágico de la ficción.   La estrategia   yo leo tú escuchas,   tú lees yo escucho,  se convierte en un acto placentero, porque los lectores se transportan con la fantasía y descubren múltiples posibilidades de expresión y creatividad, acción que es inherente a los padres de familia.  Para lograr la competencia comunicativa, es apremiante acoger las recomendaciones del Ministerio de Educación Nacional plasmados en los Lineamientos Curriculares de Lengua Castellana  “No es en la educación primaria donde debe insistirse en la gramática explícita a la lengua, porque allí se trata de aprender a pedalear sin que necesariamente el niño tenga que saber por qué el pedal hace girar la rueda cada vez que se le aplique una fuerza;  lo más importante en los primeros peldaños de la pirámide escolar, es la liberación de la palabra.”

Iniciar este proceso con lectura sin letras empleando gráficos, avisos anuncios, afiches, pictogramas, ideogramas, tiras cómicas, etiquetas comerciales, … llegar a la letra y no  empezar por la letra mediante composiciones literarias; cuando se da libertad para elegir,  se adquiere  gusto por la lectura hasta convertirla en un hábito y en una necesidad.  Es importante  ofrecer opciones para elegir entre distintos autores y obras,  porque existen lecturas apropiadas para cada edad.  Con afecto y libertad los escolares dan sus primeros pinitos en el cultivo del arte literario; esta experiencia se evidencia con niñas y niños de básica primaria de la Escuela Normal Superior de Pasto y las creaciones literarias están compiladas en el libro Mis Primeros Pasos en el Mundo de las Letras.

Agradecimientos a la Lic. Liliana Cárdenas Chaves, orientadora de la   Sala de Lectura Infantil del Centro Cultural Leopoldo López Álvarez del Banco de la República.