A propósito del lanzamiento del nuevo libro en su versión número cinco, que ya hace parte de la historia literaria de nuestra querida Institución, el director de este emprendimiento el Maestro Germán Castro Lasso expresa:

Nuevamente nos convoca la palabra aquella capaz de transformar y transportarnos a lugares y momentos que habitan en nuestros sueños, en nuestras realidades y también en los espacios  que  evadimos por segundos o quizás horas enteras nuestros pensamientos traducidos en poemas, cuentos y reflexiones pedagógicas, que año tras año, se fortalecen con el pensamiento creativo, incisivo y divergente de estudiantes, docentes y administrativos que gustan del poder de la palabra. Escribimos siempre con un propósito, de disfrutar, complacer, debatir, liberar o romper las cadenas que en ocasiones imposibilitan expresar lo que somos y sentimos, escribimos como evasión  o simplemente diversión, pero lo importante es que  nos henos atrevido a realizar esta tarea inagotable que colma de múltiples satisfacciones en últimas, a nuestras almas, que miran en la escritura el refugio perfecto de locuras teñidas de algo de razón.

Se escribe siempre para infundir el soplo divino  a algo o alguien, para emprender un vuelo mágico de aventuras insospechadas, para construir o edificar, jamás para aplacar o aniquilar; se escribe con los colores de la vida, con los colores de la naturaleza, se escribe contemplando un rio y también desde la  otra orilla, se escribe para liberarse, para hacer “Catarsis”, pero sobre todo se escribe siempre para estar expuesto a la crítica, sin ella, el libro muere.

Por ello, en la presente entrega encontraremos cuentos que desde la inocencia infantil de nuestros niños de básica primaria hasta los más complejos nos revelan momentos y situaciones dolorosas de la vida del ser humano, así la pérdida de un ser querido, los dolorosos cuadros que a diario viven familias campesinas, el suicidio, las experiencias oníricas y todos los temas expuestos en los relatos  nos atrapan en esa fantasía que se  constituye en el  motor  de la creación literaria.

La sabiduría popular dice que los “angelitos” en la tierra se llaman hijos, amigos, sobrinos y madres por esa razón, son a ellos a quienes se les rinde un homenaje de respeto y admiración por medio de la palabra, aquella que con amor evoca hermosos recuerdos de parajes naturales y su gente ruana y sombrero que sin pretenderlo nos dejan grandes lecciones de vida. Así mismo, la lucha entre el corazón y la razón se convierten en grandes retos filosóficos pero gracias a la literatura no hay vencedor ni vencido.

Finalmente, y dentro de la estructura de nuestra producción se ha dejado un espacio para reflexionar sobre nuestro quehacer pedagógico como el saber fundante de una Escuela Normal Superior;  por ello, encontraremos ensayos que abordan temáticas que recuerdan como empezamos nuestra formación docente con una práctica de observación para luego y después de muchos años de experiencia trascender a un maestro con verdadera vocación, investigador, critico, con grandes competencias académicas y didácticas, capaz de interpretar textos y contextos y sobre todo elevar su voz de protesta ante las injusticias y manipulaciones de los políticos de turno, los medios de comunicación y los burócratas que pretender desdibujar nuestra hermosa profesión, por el contrario, y desde esta tribuna de opinión siempre divergente, gritar con beligerancia que  las verdaderas revoluciones se gestan con buenas ideas, proyectos y emprendimientos en beneficio de nuestros niños y jóvenes colombianos.

Son estas razones, las que invitan a leer esta nueva producción  del taller de escritores que ha crecido por el empeño y dedicación de un  grupo de estudiantes, maestros y  amigos de las letras quienes  coincidimos  en pensar que:

“Se escribe siempre para liberar la vida allí donde esta presa, para trazar líneas de fuga. Hace falta para ello que el lenguaje no sea un sistema homogéneo sino un sistema desequilibrado, siempre heterogéneo: el estilo abre en él diferencias de potencial entre las que puede pasar algo, en las que algo puede suceder, en las que surge un resplandor del lenguaje mismo que nos permite ver y pensar algo que había permanecido en la sombra alrededor de las palabras, entidades cuya existencia ni se sospechaba” (Gilles Deleuze)

Mg. Germán Castro Lasso

Docente del P.F.C

Director Taller de Escritores “Catarsis”